miércoles, 5 de marzo de 2014

Marina Gondra - "Monstruo / Monster"




Por fín!
Qué ganas tenía de que llegara esta semana, tenía la foto pensada casi desde que leí la lista de los conceptos por primera vez. La idea de meterme en una bañera llena de 'sangre' y hacer unas fotografías con un plano tan cercano es tan diferente a lo que suelo hacer que me mordía las uñas por empezar a investigar y experimentar.


"-"Víctima número 32" -  se dijo mientras abría con cuidado la puerta de la habitación. La luz de las farolas de la calle se colaba entre las rendijas de la persiana iluminando parte de la cama. Se acercó hasta ella, y la admiró mientras dormía. Nunca había visto sus ojos, llevaba más de un mes observándola cada noche. Verla dormir le producía paz interior.
Desplazó su mano hasta el fondo del bolsillo de su chaqueta y cogió un pequeño frasco de cristal. Estaba frío. Lo abrió sin hacer ruido y con la otra mano lo acercó hasta un pañuelo de lino. Con una gota bastaba. Aproximó el pañuelo hasta su rostro y observó cómo su respiración se fue haciendo cada vez más lenta hasta que se sumió en el silencio más dulce.
Una lágrima de emoción rodó hacia su boca y el sabor salado le despertó de su abstracción.  La belleza de la muerte le conmovía.

Desnudó a la joven y la

tumbó sobre la cama. Abrió su maletín, cogió las pinturas y comenzó la labor. Pasaron varios minutos hasta que finalmente hubo peinado su pelo y maquillado su rostro, dando toques sonrojados a las mejillas ya cetrinas. Por último, sus párpados. Nunca llegaría a ver sus ojos. Los pinto del color de la oscuridad.

El agua fría ya había empezado a llenar la bañera. La alzó sobre sus hombros y recorrió el estrecho pasillo hasta el baño. Con mucho cuidado la introdujo dentro de la tina hasta que el agua cubrió casi la totalidad de su cuerpo. Colocó sus manos sobre sus pechos y  acomodó entre sus dedos una rosa negra. Con ayuda de un puñal hizo un pequeño pero profundo corte en su cuello, y espero durante horas observando cómo la sangre iba fluyendo poco a poco hasta teñir el agua de color rojo."


3 comentarios:

  1. QUE MÁQUINA! es un retrato precioso! normal que el asesino se deleite con la belleza de la muerte! ;P el rojo ha quedado increíble!

    al principio pensaba que se trataría de la condesa bathory que se bañaba con la sangre de sus victimas... pero no... la victima es la que esta en la bañera... ups...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Z. y Paula!!!! :)
    Jajaja, todo el mundo me ha comentado lo de la condesa Bathory, pero yo la verdad que me enteré hace unos días de la existencia de esa mujer (y flipé con la historia...!) ^^

    ResponderEliminar