miércoles, 22 de enero de 2014

Marina Gondra - "Pájaros - Birds"

Hoy no traigo tutorial ni bocetos, pero lo que haré será contaros la historia de lo que me pasó mientras tomaba las fotos...

Un bonita mañana de invierno, a eso de las 7 de la mañana, cogí el coche y me aventuré en busca de la niebla entre los montes del interior de Bizkaia. Cuando llegué al lugar indicado,  la niebla ya se había disipado, pero la luz todavía era la correcta. Así que anduve hasta una campa, preparé el trípode y empecé a hacer las primeras fotos. Cuando llegó el momento de desnudarme y ponerme el camisón, de repente apareció un pastor con un rebaño de ovejas... De la vergüenza que me dio salí corriendo hasta un zona arbolada, donde terminé de cambiarme.

Volví hasta la cámara, cogí el disparador y me tumbé en el suelo. No me había percatado de que estaba lleno de pequeños frutos marrones de oveja (por llamarlos de alguna manera). No fue, lo que se dice, muy agradable, el tener que tumbarme... jaja

Cuando terminé, me volví a cambiar de ropa - como no, el pastor volvió a aparecer ¬¬ - y me puse la mochila. Como aún era pronto y el amanecer estaba siendo espectacular decidí dar una vuelta y buscar alguna que otra localización nueva y hacer alguna foto para tener stock.

Empecé a subir una colina... (seguir leyendo....)

 desde donde las vistas eran bastante buenas. Decidí llegar hasta el final, donde me encontré con un rebaño de ovejas. Al acercarme, una de ellas se levanto. Así que me di la vuelta para no molestarlas... De repente escuché unos ladridos lejanos, alcé la vista y vi 4 enormes perros corriendo hacia mí. Los ladridos cada vez eran mas fuertes, me di la vuelta y baje corriendo colina abajo como una posesa, con 6 kilos de cámara encima mío y el Manfrotto (que no es precisamente ligerito) en la mano. No pare de correr hasta que estuve en el coche. No miré hacia atrás, pero escuchaba a los perros detrás mío corriendo y ladrando.

Ese día pensé que no volvía a casa. Si ya de por sí me dan miedo los perros, esta experiencia yo creo que me ha dejado traumatizada de por vida...
Así que bueno, la moraleja de hoy: No molestéis a las ovejas y mirar bien donde os metéis cuando vayáis a hacer fotos.

Un abrazo y muchos ánimos a todos los que estáis participando!!! ^^

1 comentario: